Nombres para niños

Nombres para niños

¿Cómo escoger un buen nombre para mi bebé?, ¿Quénombre debería ponerle a mi bebé? Suelen ser unas de las preguntas que las parejas se hacen cuando saben que tendrán un bebé, sobre todo después de haber confirmado el sexo del pequeño.

Recomendaciones para escoger el nombre de un niño

Y debido a que el nombre suele marcar de cierta manera la personalidad de las personas, resulta esencial pensar bien cuál será el mejor nombre para nuestro bebé.

Escoger el nombre ideal para tu bebé y al no tenerlo claro desde un comienzo, podría llegar a ser una tarea poco sencilla. Y es que hay numerosas alternativas (nombres largos, cortos, hebreos, romanos, modernos, famosos, originales, etc.), incluso si es solo en el caso de nombres para niños.

Si te encuentras a punto de tener un bebé pero aún no decides que nombre ponerle, no hay de qué preocuparse, ya que en este artículo estaremos presentando algunos consejos que seguramente te serán de mucha utilidad para que tomar la mejor decisión y no equivocarte.

Teniendo en cuenta que escoger el nombre de tu bebé se trata de una decisión realmente importante, ya que el mismo lo acompañará durante toda su vida, a continuación te invitamos a seguir los siguientes pasos para escoger el mejor nombre para tu bebé y cerciorarte de no arrepentirte de tu elección.

Investigar

En caso de no desear ponerle al bebé algún nombre de moda que se encuentre muy visto, lo mejor que se puede hacer es investigar a través de Internet.

Cabe mencionar que mediante la web de la Seguridad Social, al igual que en el INE, existe la oportunidad de encontrar cuáles son los nombres más usados por Comunidades Autónomas, además de conseguir opciones bastante agradables y originales.

Igualmente, es posible preguntar a otras madres con el fin de conocer cuáles son los nombres que más se escuchan.

Olvidar las opiniones de otras personas

En realidad, las únicas opiniones que importan son las de los padres, por lo que es recomendable dejar de lado las opiniones que hacen familiares y amigos, al igual que las posibles críticas que puedan tener los nombres que a la pareja le agraden.

No hay que poner en duda nuestro criterio, dado que después que nazca el bebé, todas las personas a su alrededor lograrán acostumbrarse al nombre que los padres hayan elegido, e incluso terminará gustándoles.

No descartar nombres debido a que nos recuerdan algo negativo

En algunas ocasiones, los nombres suelen recordarnos a personas que no nos agradaban o que de alguna manera nos hirieron, por lo que acabamos haciendo asociaciones negativas.

Pero al estar en busca de un buen nombre lo mejor es dejar de lado esos recuerdos y ponerle al bebé el nombre que en realidad nos guste. En cuanto nazca tu bebé, le mires a sus ojos y le llames por su nombre, cualquier recuerdo negativo se disipará.

Realizar una tormenta de ideas con posibles apodos

Es conveniente pensar en los posibles apodos que podría derivarse del nombre que escojamos para nuestro futuro bebe, desde los más cariñosos que puedan utilizar los familiares y amigos hasta los que podrían venir de extraños que deseen burlarse. De esta forma, será posible descartar varios nombres que nos generen duda y buscar una mejor opción.

Comprobar si existen famosos con el mismo nombre

Con el fin de poder evitar posibles coincidencias que no sean del todo agradables, lo mejor suele ser buscar en internet el nombre que deseamos ponerle al bebé junto con su apellido (entre comillas) y así poder descubrir si existe alguna persona famosa que lleve su mismo nombre.

Además, esto permite colocarles a los niños el nombre de alguna persona de la cual nunca podrá desasociarse.

Realizar una prueba de pronunciación

En caso de querer llamar a tu bebé con algún nombre que presenta una conflictiva pronunciación, resulta conveniente realizar una prueba junto a familiares y amigos.

Para esto basta con anotar el nombre sobre un trozo de papel y pedirles que lo lean. Si la mayor parte de ellos no logra pronunciarlo correctamente, tal vez lo mejor sea replantearse si ese realmente es el mejor nombre, a fin de evitar que el niño deba corregir frecuentemente a sus amigos o profesores en cuanto a su pronunciación.

Gritarlo a ver cómo suena

Es conveniente plantearse esto debido a que como padres, en varias ocasiones deberemos hacer frente a situaciones donde deberemos llamar “a voces” a nuestro hijo.

No limitarse a ponerle un solo nombre

Cuando no logramos restringir aquellos nombres que más nos agradan a un primero y un segundo, siempre existe la posibilidad de agregar un tercero. No existen leyes que no lo permitan y pese a que el nombre resultara un poco más largo de escribir dentro de los formularios, consiste en un inconveniente menor.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Si continuas utilizando este sitio, consideramos que estás de acuerdo con esto. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar