Mi bebé tiene un sarpullido

Mi bebé tiene un sarpullido

Manchar un sarpullido en la delicada piel de su bebé puede ser una preocupación – aquí está la lista de control que necesita para determinar la causa

Tu bebé tiene una piel muy delicada que puede irritarse fácilmente con productos e ingredientes. Por lo tanto, si observa que está surgiendo un sarpullido, podría deberse a que algo lo ha agravado, pero aún así es una buena idea repasar esta lista de verificación para tranquilizar su mente y saber que no es nada más serio.

1. ¿Tu bebé tiene fiebre?

Tómale la temperatura y mira lo que revela. Si su temperatura es superior a 38,5°C, esto puede indicar que su bebé tiene sarampión y es aconsejable ver a un médico de cabecera. En términos generales, si su bebé no tiene fiebre, es poco probable que su erupción sea grave.

2. ¿Tu bebé tiene mal aspecto?

Confíe en su juicio y decida si cree que su bebé no se ve bien (a pesar de las erupciones). Si se ve pálida y sudorosa, trate de asegurarse de que no esté deshidratada al alimentarla.

3. ¿Has probado la prueba del vidrio?

Presione suavemente el lado de un vaso contra el parche de piel con un sarpullido. Si puedes ver la erupción a través del cristal, entonces tu bebé puede estar mostrando signos de meningitis, lo cual requiere atención médica.

4. ¿Sigue comiendo?

Una buena manera de saber si un bebé está enfermo es ver si todavía come normalmente. Si no quiere comer, dale un tiempo e inténtalo de nuevo. Si eso no funciona, lo más probable es que no se sienta bien y es mejor consultar a tu médico de cabecera.

5. ¿Es normal la orina y la producción de caca?

Revisa lo que hay en el pañal de tu bebé de vez en cuando. Si se come normalmente, tu bebé debe tener hasta 10 pañales sucios al día.

6. ¿Está demasiado caliente?

Si tu bebé está sudando o tiene la barriga caliente, es posible que se esté sobrecalentando. Quita algunas capas y mira si esto produce algún cambio – el objetivo es evitar que se sobrecaliente.

7. ¿Ha cambiado el pañal de tu bebé recientemente?

Si el sarpullido rodea el trasero de tu bebé, lo más probable es que se trate de un sarpullido del pañal, que se puede desarrollar por varias razones. Intenta cambiar y limpiar a tu bebé, déjalo secar sin pañales y aplícale un poco de crema protectora – disponible en tu farmacia.

8. ¿Has utilizado un nuevo producto para el cuidado de la piel o detergente?

Muchas cosas pueden irritar la delicada piel de su bebé, incluyendo su propio perfume. Limpie suavemente a su bebé y séquelo con palmaditas, sin aplicarle ningún producto.

 

LEE: VARICELA – TODO LO QUE NECESITAS SABER

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Si continuas utilizando este sitio, consideramos que estás de acuerdo con esto. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar