8 semanas de embarazo: consejos, síntomas y qué esperar

SEMANA 8 DE EMBARAZO

Bebé a las 8 semanas de embarazo

A las ocho semanas de embarazo, tu bebé está creciendo y creciendo. Esta semana, ¡incluso tendrá el color de sus ojos! Aquí está todo lo que puedes esperar de los síntomas, los cambios en tu cuerpo y en tu bebé en la octava semana de embarazo.

¿Qué tamaño tiene mi bebé con ocho semanas de embarazo?

Tu pequeño está creciendo alrededor de 1mm al día, y a las ocho semanas será del tamaño de una alubia.

Tamaño bebé a las 8 semanas de embarazo

¿Qué hace mi bebé a las ocho semanas de embarazo?

Tu pequeño embrión ha progresado mucho durante la última semana – creciendo a un ritmo de 1mm por día, ahora está formando una médula espinal, huesos e intestinos. Definitivamente ha habido un crecimiento acelerado en los brazos y piernas de tu bebé y ahora hay una definición de dónde estarán las rodillas, los codos, las muñecas y el tobillo.

La barbilla de tu bebé todavía estará metida y pegada a su pecho, y una vista de cerca revelaría que tu bebé ahora tiene labios, nariz y párpados. Esta semana, sus retinas también comenzarán a desarrollar su pigmento. A las ocho semanas, te alegrará saber que tu pequeño embrión se parece mucho menos a un reptil y que casi ha perdido su cola.

Todo este crecimiento es increíble, y para mantenerse al día con él, el corazón de tu bebé late a una velocidad increíble de 150 a 170 veces por minuto – eso es casi el doble de rápido que el tuyo mientras lees esto.

¿Qué hace mi cuerpo a las ocho semanas de embarazo?

Tu volumen de sangre aumenta en casi un 50%

La sangre que se bombea por tu cuerpo, especialmente a tu útero, sigue aumentando y tu ritmo cardíaco también aumenta ligeramente. Una hormona llamada progesterona ayuda a este proceso al relajar los tejidos del corazón y los vasos sanguíneos, lo cual mantiene baja la presión arterial. La desventaja de eso no es tan agradable. Es muy normal sentirse estreñida, ya que tu sistema digestivo también se relaja. Este estreñimiento puede conducir a la formación de hemorroides. Este aumento de volumen de sangre, mezclado con las hormonas del embarazo, también puede causar dolores de cabeza. Si estás sufriendo, habla con tu médico acerca de analgésicos seguros para el bebé.

Tu útero ha crecido

Si tu ropa te sienta un poco apretada alrededor de la barriga, es porque tu útero, que normalmente es del tamaño de tu puño, se ha estirado al tamaño de una toronja.

Síntomas a las 8 semanas de embarazo

Síntomas a las 8 semanas de embarazo

Náuseas matutinas

Si estás entre el 75% de las mujeres embarazadas que experimentan náuseas matutinas (aunque pueden durar todo el día) en estas primeras semanas, ten por seguro de que no estás sola. Aunque no estamos exactamente seguros de qué causa esa sensación de mareo, se cree que se debe a las hormonas del embarazo con las que estás aprendiendo a vivir. Recuerda tratar de comer poco y con frecuencia, y descansa tranquila aunque estés enferma, tu bebé se siente bien. Además, tiende a disminuir alrededor de las semanas 12-14, ¡así que no es demasiado tiempo! Dicho esto, si estás en el desafortunado 1% de las mujeres que sufren de vómitos y enfermedades extremas, también conocido como hiperémesis gravídica (la condición que Kate Middleton sufrió en ambos embarazos), no es algo que se deba ignorar. Si no puedes comer ni beber nada, tienes los labios y la boca secos y la orina oscura, ponte en contacto con tu médico inmediatamente.

Fatiga

Sí, ha estado en esta lista durante las últimas semanas, pero sigue siendo un síntoma muy común. Recuerda, sé paciente con tu cuerpo y escúchalo – después de todo, está creando un bebé!

Secreción fina, blanca y lechosa

Otro síntoma causado por la hormona estrógeno del embarazo. Esta secreción blanca y lechosa (conocida médicamente como leucorrea) protege esa parte importante de tu cuerpo de la infección, al mantener un equilibrio saludable de bacterias, así que no te preocupes por ello.

Qué debes hacer esta semana

Pasa algún tiempo en el pasillo de las frutas. Ya sabemos que la fruta es algo bueno, pero es tu mejor amiga ahora que estás creando un bebé. Con todas las vitaminas y nutrientes que tu bebé necesita, también te ayuda a mantenerte regular.

Otro ejemplo de algo que deberíamos hacer son las sentadillas, ya que no sólo ayudan a tonificar los muslos, sino que también ayudan durante el parto. ¿A qué estás esperando?

Deja un comentario