32 semanas de embarazo: consejos, síntomas y qué esperar

SEMANA 32 DE EMBARAZO

Bebé a las 32 semanas de embarazo

A las treinta y dos semanas de embarazo, tu bebé está engordando. Es posible que te sientas olvidadiza y es hora de empezar a planificar los elementos prácticos del parto. Averigua más acerca de lo que tu bebé y tu cuerpo están haciendo y los síntomas comunes que deben tenerse en cuenta a las 32 semanas de embarazo.

¿Qué tamaño tiene mi bebé a las 32 semanas?

¿Recuerdas cuando tu bebé tenía el tamaño de una lima diminuta? Las cosas han cambiado a medida que se acerca el gran día: ahora tiene el tamaño de una piña. Pesa entre 1,5 y 1,8 kilos, y mide entre 38 y 43 centímetros. ¡Ya casi es hora de que haga su gran aparición!

Tamaño bebé a las 32 semanas de embarazo

¿Qué hace mi bebé a las 32 semanas?

Las últimas semanas del tiempo que tu bebé pasa en tu barriga, está practicando para la vida fuera del útero. Está practicando las habilidades más importantes que necesitará cuando sea bebé, desde respirar y succionar hasta tragar y patear. 

Tu bebé está más guapo o guapa que nunca, con la grasa que se acumula bajo la piel y se deshace de ese aspecto que antes era transparente: ahora es totalmente opaco. El sistema digestivo también está listo para empezar a prepararse para la lactancia materna en tan sólo unas semanas. Tiene las uñas de los pies, las uñas de los dedos y el pelo: ¡qué bien!

Gracias al crecimiento de tu bebé, es probable que ahora se sienta a gusto estando un poco acurrucado ahí dentro. Por eso es posible que sientas un poco menos de «bailoteo» ahí dentro pero un poco más de pataditas. Sin embargo, no te preocupes, tu bebé sigue sintiendo que está en un sitio acogedor, e incluso ha regresado a una posición acurrucada para mayor comodidad. En algún momento pronto, también se moverá y se pondrá en posición de cabeza, listo para el nacimiento.

Síntomas a las 32 semanas de embarazo:

Síntomas a las 32 semanas de embarazo

Pechos que gotean

El glamour del embarazo nunca termina. Esta vez, es el turno de los pechos que gotean para hacer estragos en tu cuerpo. A medida que tus senos crecen en el tercer trimestre, podrían comenzar a filtrar un líquido amarillento llamado calostro, el precursor de la leche materna, y la primera leche que tu bebé probará. Considera las almohadillas de lactancia si la fuga se vuelve incómoda.

Dolor de espalda

Todos los cambios en tu cuerpo podrían llevarte a experimentar dolor en la parte baja de la espalda. Si sientes dolor en la parte baja de la espalda, díselo a tu médico inmediatamente, ya que esto puede ser un signo de parto prematuro.

Contracciones de Braxton Hicks

Si sientes que tu útero se endurece, es probable que no sean contracciones reales, sino contracciones irregulares conocidas como Braxton Hicks, que pueden durar de 15 segundos a dos minutos. Si las contracciones se detienen, no te preocupes, es sólo Braxton Hicks. Si se hacen cada vez más fuertes y regulares, llama a tu médico, ya que esto suele ser un signo de parto.

Acidez estomacal

Ahora que tu útero está empujando hacia arriba cerca de tu diafragma y ocupa tanto espacio en tu estómago, puedes experimentar acidez estomacal o falta de aliento. Dormir apoyada sobre almohadas o comer menos puede ayudarte a sentirte más cómoda.

Torpeza

Sin duda has experimentado la típica sensación de neblina cerebral del embarazo, cuando, gracias a tus encantadoras hormonas del embarazo, tu memoria se ve comprometida, por no decir más, pero ¿qué pasa con la torpeza inducida por el bebé? Gracias a los cambios hormonales que aflojan las articulaciones y los ligamentos y a los cambios en el centro de gravedad y el peso extra, es posible que te encuentres tropezando con objetos y tropezando con muchas cosas. Así que aléjate de esos tacones de aguja y cuñas tambaleantes, o al menos hasta que nazca tu pequeño.

Reducción del apetito

No tienes mucho espacio en tu estómago en estos días, así que no es ninguna sorpresa que puedas encontrar que tu apetito está reducido. Trata de comer comidas pequeñas a intervalos regulares en lugar de comidas grandes.

Falta de aliento

El crecimiento de tu bebé está empujando hacia arriba contra tus pulmones y limitando tu capacidad de recuperar el aliento. Recuerda que no debes presionarte a ti misma y que debes tomártelo con calma cuando sea posible.

Pezones más oscuros

Nadie sabe exactamente por qué sucede esto, pero antes del nacimiento las areolas se ven más oscuras. Puede que sea para que tu bebé pueda verlos más fácilmente cuando estés amamantando.

¿Qué hace mi cuerpo a las 32 semanas?

En este punto, estarás ganando alrededor de medio kilo a la semana, la mitad del cual irá directamente a tu bebé. Él aumentará entre un tercio y la mitad de su peso al nacer durante las próximas siete semanas mientras se prepara para sobrevivir fuera del útero.

Qué hacer esta semana:

El gran día se está acercando cada vez más, así que ¿por qué no aprovechar la oportunidad ahora para repasar todo lo relacionado con el parto con tu pareja? Haz un mapa de dos rutas de viaje diferentes al hospital y practica para asegurarte de que sabes cuánto tiempo tardáis.

Asegúrate de organizar un recorrido por el hospital y de familiarizarte con los procedimientos de admisión que tendrás que seguir cuando empiece el parto. Cuanto más preparada estés, más segura te sentirás una vez que comiencen las contracciones.

Deja un comentario