11 semanas de embarazo: consejos, síntomas y qué esperar

SEMANA 11 DE EMBARAZO Bebé a las 11 semanas de embarazo A las 11 semanas de embarazo, tu bebé aún cabría en la palma de tu mano pero ya tiene los dedos de las manos y los pies, una lengua con papilas gustativas y rasgos faciales. Esto es lo que está sucediendo con tu bebé, tu cuerpo y los síntomas que puedes esperar a las diez semanas de embarazo.

¿Qué tamaño tiene mi bebé con once semanas de embarazo?

Tu bebé es ahora del tamaño de una lima. Tiene aproximadamente 4 centímetros de largo y pesa alrededor de 7 gramos. Tamaño bebé a las 11 semanas de embarazo

¿Qué hace mi bebé con once semanas de embarazo?

Esta semana, tu bebé ha crecido hasta alcanzar el tamaño de una lima y se ha despedido de sus manos y pies palmeados. Ahora tiene características humanas distintas, como pasajes nasales y pezones visibles. Los folículos pilosos se forman en la corona y el resto del cuerpo esta semana y el lecho ungueal está comenzando a desarrollarse. En este momento, su cabeza todavía representa alrededor de la mitad de su longitud, pero en las próximas semanas, su torso crecerá. Su piel aún está transparente y, aunque sus pulmones aún no están completamente formados, su corazón está latiendo casi el doble de la velocidad que el tuyo. Mientras él patea y se estira como un boxeador ganador de premios, no sentirás ningún movimiento durante uno o dos meses más.

Síntomas a las 11 semanas de embarazo

Síntomas a las 11 semanas de embarazo

Fatiga

Un síntoma perfectamente normal, especialmente durante tu primer trimestre, si te sientes agotada permanentemente, ten la seguridad de que esos niveles de energía deberían aumentar una vez que se forme la placenta en las próximas semanas. ¡Recuerda que estás creando a un bebé! Mantén esos niveles de azúcar en sangre comiendo tentempiés con carbohidratos complejos y proteínas (piensa en queso y galletas o nueces y frutos secos), intenta hacer un ejercicio suave si puedes y, sobre todo, escucha a tu cuerpo.

Viajes frecuentes al baño

También puedes culpar a esas hormonas del embarazo: la hCG aumenta el flujo de sangre a tu área pélvica y los riñones, lo que te hace sentir que necesitas orinar todo el tiempo. No reduzcas el consumo de líquidos: tu cuerpo y tu bebé los necesitan.

Pechos adoloridos / sensibles

Puede que estén más grandes de lo que han sido nunca, pero probablemente ahora estén doloridos y sensibles. Recuerda decirle a tu pareja lo sensibles que están y trata de dormir con un sostén de maternidad o un sostén deportivo para ver si ayuda.

Desmayo o mareo

Un efecto secundario común de toda la sangre adicional que bombea tu cuerpo, recuerda sentarte o acostarte cuando te sientas mareada. Recuéstate y levanta los pies más arriba que tu cabeza o siéntate con la cabeza entre las piernas y respira profundamente.

Hinchazón e indigestión

¡La hinchazón y la indigestión son síntomas comúunes gracias a esas maravillosas hormonas del embarazo! La progesterona ralentizará la digestión para permitir más tiempo para que los nutrientes pasen a tu bebé, pero a medida que tu útero crece, aplastará el estómago y los intestinos, lo que significa que, desafortunadamente, esta sensación de hinchazón está aquí para quedarse. Ayuda a minimizar la incomodidad comiendo poco y con frecuencia en lugar de limitarte a tres comidas grandes.

Ronquidos

Otro efecto secundario inesperado de esas hormonas del embarazo es el ronquido. Si te has despertado a ti misma (o a tu pareja) durante la noche, echa la culpa a las hormonas: pueden inflamar el interior de la nariz.

Oscurecimiento de la piel

Un síntoma común para algunas mamás durante el embarazo es la «línea negra», que es una línea oscura en el centro de su estómago. Es causada por cambios en tus hormonas, cómo no. ¡Es completamente normal y no es permanente! Sin embargo, la línea puede no desaparecer inmediatamente después del nacimiento, especialmente si estás amamantando (¡porque esa hormona molesta se queda por más tiempo!).

Cambios de humor

Los cambios de humor se esperan con todos los cambios dramáticos que ocurren con tu cuerpo. ¡Intenta hacer algunas de tus cosas favoritas para animarte! Los ejercicios de atención plena o el yoga durante el embarazo pueden ayudarte a sentirte más tranquila.

Calambres en la piernas

Si sufres de músculos tensos o dolorosos, podrías tener calambres, especialmente durante el sueño. Asegúrate de beber mucha agua, pero no demasiada, ya que no quieres eliminar esos preciosos electrolitos. Los alimentos ricos en potasio y magnesio se asegurarán de que estés obteniendo los nutrientes adecuados. También intenta estirar las piernas durante el día o antes de acostarte.

¿Qué está haciendo mi cuerpo con once semanas de embarazo?

Con suerte, las náuseas matutinas comenzarán a disminuir y recuperarás tu apetito. Mientras que el dicho dice «comer por dos», no te vayas por la borda. Sigue una dieta saludable de comidas nutritivas y evita demasiada comida basura. Incluso si todavía no tienes barriga de embarazada (todas comienzan a mostrarla en diferentes momentos) es posible que encuentres que tus pantalones te sienten un poco más apretados esta semana. Por supuesto, esto es de esperar ahora que estás embarazada, pero estar hinchada y la indigestión es un síntoma común gracias a esas maravillosas hormonas del embarazo.

¿Qué deberías estar haciendo esta semana?

Aunque no necesitas comenzar a asistir a clases prenatales hasta tu tercer trimestre, puedes hacer algún cursillo. Averigua todo lo que necesitas saber acerca de las clases prenatales y elige la correcta para ti.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Si continuas utilizando este sitio, consideramos que estás de acuerdo con esto. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar